DIRECCIÓN PEDAGÓGICA

DIRECCIÓN PEDAGÓGICA

                    “CULTIVEMOS EL ARTE DE ESCUCHAR Y ACOMPAÑAR”

Querida Comunidad Educativa del Liceo María Mazzarello, un saludo fraterno para cada uno de ustedes al comenzar este año académico 2018. Será un año rico en experiencias de aprendizajes para todos quienes conformamos esta gran familia, será un tiempo para crecer y formarnos juntos, con nuevas metas como institución educativa buscando siempre el bien para cada una de las niñas y jóvenes que son el motor de nuestro Proyecto Educativo.

Quisiera este año hacer eco como otros años del mensaje del Rector Mayor Don Ángel Fernández Artime quien en este año nos invita a compartir y vivir el lema “CULTIVEMOS EL ARTE DE ESCUCHAR Y ACOMPAÑAR”.

“Una ESCUCHA que hoy en día para nosotros tiene mucho de arte. “Necesitamos ejercitarnos en el arte de escuchar, que es más que oír. Lo primero en la comunicación con el otro, es la capacidad del corazón que hace posible la proximidad sin la cual no existe un verdadero encuentro espiritual”

Esta escucha tiene como punto de partida el encuentro que constituye una oportunidad de relación humana y humanizadora, vivida en libertad plena, “con una mirada respetuosa, llena de compasión pero que al mismo tiempo sane, libere, y aliente a madurar en la vida cristiana”

Cuando se produce así el encuentro la escucha significará, entre otras cosas:

Favorecer la apertura al otro, conceder toda la atención a lo que la persona puede expresar, y comprometerse activamente en la comprensión de lo que se desea comunicar.

Acompañar comprometidamente en lo que la persona busca y espera de sí misma, dejar de lado el propio mundo para acercarse lo más posible al de la otra persona.

Escuchar, en definitiva, será ese arte que requiere atención solícita hacia la persona, en sus luchas y fragilidades, en sus gozos, sufrimientos y búsquedas, puesto que no solamente escuchamos algo, sino a alguien.

Esta escucha ha de llevarnos a comprender bien qué necesitan los jóvenes de hoy, y a veces sus padres, o las personas con quienes nos relacionamos en un ambiente pastoral. En concreto los jóvenes se acercan no tanto porque busquen  un acompañamiento, sino más bien, movidos por la necesidad cuando tienen dudas, líos, aprietos y dificultades, conflictos, tensiones, decisiones que tomar, problemas concretos que afrontar.

Y suele ser más común que se acerquen si es uno mismo quien hace algún gesto de acercamiento, de interés por ellos, si se sale al encuentro, si uno se muestra accesible.”

Estimados integrantes de esta comunidad educativa pastoral los invito a vivir este año con un corazón abierto a la escucha, con mucha empatía y generosidad.

Con cariño:


Eduvina Montiel Ojeda
Directora Pedagógica
Liceo María Mazzarello
Puerto Natales